Dos niños le cortan el internet a su maestra – mira porqué

by

El confinamiento ha cambiado un poco la forma en que cumplimos con las asignaciones de la escuela.

Antes, hace pocos meses, en febrero o marzo, las clases eran presenciales, y había sólo unas pocas asignaturas a distancia. Con la llegada de la pandemia, eso cambió irremediablemente. En muchas escuelas alrededor del mundo, los maestros les envían tareas a sus alumnos vía online e incluso les imparten clases a través de internet. Esto para mantener el distanciamiento social.

Esto no es bien visto para unos, mientras que para otros tal distanciamiento incluso en las escuelas, ayuda a aplacar al virus y a evitar la propagación de la enfermedad. Lo cierto es que el encierro por meses puede volver loco a más de uno, sobre estresarse. Y eso es lo que está pasando.

Los españoles no estamos acostumbrados al confinamiento; en realidad, nadie lo está a menos que sufra de algún trastorno. El encierro enferma y estresa tanto a adultos como a jóvenes. Uno esperaría descansar en casa y no hacer absolutamente nada, pero precisamente el no hacer absolutamente nada sino esperar que se vaya el virus, ya es deprimente. Y esto los niños también lo sienten.

Los más difíciles de entender estos momentos extraños son precisamente ellos,los niños. Algunos sabrán que hay un virus allá afuera y que por eso no pueden ir a la escuela, pero no todos lo comprenden. Lo cierto es que tanto las escuelas como los padres tienen el deber de explicarles a ellos la situación. Puede que no lo entiendan y aún más si le damos otra modalidad de aprendizaje que para muchos es totalmente nueva.

Hay escuelas que están enviando todas las asignaciones para la casa y esto podría sobrecargar y estresar a los niños. No llamemos ‘estresar’, llamémosle dificultad, porque no es igual aprender en la escuela que en la casa. El ambiente es importante en la educación de los niños.

Dos niños de 9 años en Albacete hicieron algo que nadie se esperaba. Le cortaron el internet a su maestra porque le ponía muchas asignaciones.

Estos niños urdieron un plan para evitar que la maestra les siguiera enviando tareas. Después de todo, parecía que era más de lo que ella normalmente ponía en la escuela. Algunos dicen que no era para tanto, pero otros dicen que sí, que eran muchas tareas, y esto provocó que los niños se hartaran e intentan hacer algo. Con todo y eso, y con el riesgo que correrían, planearon cortarle el internet a su maestra. Y así lo ejecutaron.

Lo que hicieron estos dos niños fue esperar a que no hubiese nadie en la calle, y como conocían a cabalidad el domicilio de la maestra, identificaron el cableado de internet que iba hasta su casa. Luego, en medio de la solitaria calle, tomaron una escalera, se montaron, y le cortaron la conexión rápidamente.

Pero en ese momento, se asomó la maestra por la ventana y los pilló in fraganti. ¡Le habían cortado un cable! – Ella sin darse cuenta de que cable era, sólo dijo que habían dos alumnos montados en una escalera y algo le habían hecho a su cableado.

Molesta, llamó a la policía y los padres de los infantes tuvieron que presentarse. Afortunadamente, todo quedó allí y los padres acordaron pagar por el daño del cable.

Los niños confesaron a la policía que le habían cortado el internet a su maestra porque les estaba enviando tareas excesivas.

Leave a Comment